Saltar al contenido

Tiburón sarda

tiburón sarda

Los tiburones son animales fuertes que por lo general, resultan aterradores, pero cuya especie es fascinante de conocer.

El tiburón Sarda, no es la excepción. Éste, pertenece a la familia Carcharhinidae y es el más común de la especies de tiburones fluviales. También los podemos identificar con los nombres Lamia o tiburón del Zambesi.

Nota: No hay que confundir este tiburón con el Tiburón toro. Aunque en inglés el nombre del tiburón sarda sea “Bull Shark”.

Características del tiburón Sarda

Esta increíble especie de tiburón posee características físicas distintivas: el Sarda se reconoce por su hocico y cuerpo visiblemente robusto. Paradójicamente, presenta un color gris en la mitad superior del cuerpo y blanquecino en la mitad inferior. Puede incluir también rayas claras en los costados.

Es un animal visualmente agradable de contemplar. Pero sus fascinantes características no culminan allí: posee ojos pequeños, dientes triangulares dentro del hocico redondeado y carece de cresta interdorsal. Su primera aleta dorsal es larga y triangular y la segunda es más pequeña. Sus aletas son grises con las puntas oscuras siendo más notable, en los ejemplares más jóvenes.
En cuanto a sus medidas, la hembra destaca sobre el macho, ésta puede medir en promedio 2.4 metros y llegar a pesar 130 kilogramos aproximadamente; mientras que el macho apenas alcanza 2.2 metros, con un peso de 95 kilogramos.

Tiburón sarda características
Lo más extraño es esto
Los tiburones Sarda tienen la capacidad (que no tienen otros tiburones) de vivir tanto en agua salada como en agua dulce, esto es debido gracias a una “glándula especial” ubicada en su riñón que le permite almacenar el agua salada en su organismo y expulsar el agua dulce. Y es que el agua dulce, puede ocasionar la muerte del resto de los tiburones, ya que hace que colapsen sus células. Esto es un ejemplo más, de lo fascinante que puede ser la naturaleza.

¿Dónde vive este tiburón de agua dulce?

Esta significativa habilidad de esta especie, es la que hace que se puedan localizar en ríos, mares y lagos. El problema radica en que también facilita que el tiburón Sarda, pueda acercarse más a las personas, lo que ha ocasionado que se produzcan ataques.
Su rutina es fascinante: viven a una profundidad que está entre 30 y 50 metros y ocasionalmente se aventuran más allá de los 100 metros mar abajo. ¡Increíble! Durante la noche nadan a menor profundidad que durante el día.
Por lo general, esta especie muestra un comportamiento solitario y no migratorio. Por ejemplo, cuando las aguas subtropicales empiezan a disminuir su temperatura, algunos ejemplares sudamericanos migran desde el río Amazonas hasta el océano Atlántico.

tiburón del Zambesi

En general, se encuentran en las costas de aguas tropicales y subtropicales, distribuidos en el Océano Índico, el océano Atlántico y el océano Pacífico.

Lo cierto es que estas especies escogen las áreas costeras que rodean las desembocaduras de ríos importantes. Desde el río de la Plata hasta los afluentes del Potomac en la costa oriental americana, busca todos los grandes estuarios en todos los lugares que habita: ambas costas en América, África y la India y toda la región desde el sudeste asiático hasta la costa norte de Australia. Y en todos estos lugares representa un peligro importante para las personas.
Un análisis de la población de tiburones Sarda que fue realizado en el Lago de Nicaragua, arrojó que estos animales tienen preferencia por reproducirse en agua dulce y comienzan a migrar hacia los océanos conforme envejecen y aumenta su resistencia al agua salada.

¿Qué come el tiburón sarda?

En cuanto a su alimentación, su dieta omnívora es muy rica y le proporciona todos los nutrientes que necesita un animal tan fuerte, la misma puede ser a base de peces y otros tiburones, pero también disfruta comer aves tortugas, delfines, crustáceos, mantarrayas y hasta los mamíferos terrestres que puede capturar. Es de apariencia tranquilo, pero es solo como un armazón, ya que repentinamente se puede volver agresivo si se siente amenazado.

Curiosidades

  • Su habilidad es tal, que opta por cazar en aguas turbias para que la visión de sus potenciales presas sea dificultosa. Para comer, primero golpea y luego muerde fuertemente hasta que la presa queda imposibilitada para respirar. Recordemos que su mordida tiene una fuerza de hasta 600 kilogramos.
  • Su capacidad reproductiva es compleja. Esta especie de tiburón es vivípara y alcanza la madurez sexual entre los 8 y 10 años de edad. Como aún los expertos no han logrado observar el ritual de cortejo, se especula que el macho muerde a la hembra en la cola para que ésta se voltee y así, pueda copular con ella.
  • Un dato curioso al respecto, es que en ocasiones la etapa anterior a la copulación puede ser agresiva y la hembra resulta con múltiples daños en su cuerpo. Aproximadamente 1 año después de este encuentro tan dramático, nacen alrededor de 13 crías que miden unos 70 centímetros de longitud, al cabo de 10 años estarán alcanzando la madurez.
  • En la actualidad el tiburón Sarda está clasificado por la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (IUCN, por su nombre en inglés), como especie “casi amenazada” siendo la causa de este hecho, la práctica de la pesca para el consumo. Esto es un aspecto que debe llamar a la reflexión.