Saltar al contenido

Víboras de la muerte

Las víboras de la muerte son un grupo de serpientes elapidae (Con veneno mortal) que reciben este terrorífico nombre por los antiguos habitantes de Australia y Nueva guinea, donde los problemas con estas serpientes acabaron terriblemente mal. Su veneno tiene la capacidad de paralizar un humano en pocos segundos, pero por suerte existe un antídoto muy eficaz, con el cual el efecto del envenenamiento no será tan grave.

En este grupo de víboras de la muerte se podrán destacar hasta 9 – 15 diferentes especies de víboras con un veneno muy letal.

Información de las víboras de la muerte

Al formar parte del grupo de víboras tienen la cabeza en forma triangular, pero también hay que destacar que no son víboras totalmente, más bien han pasado por una evolución diferente a las serpientes creando esas formas tan similares a las víboras.

Las víboras de la muerte suelen tener colores muy vistosos, como el negro, azul, gris, amarillo, rojo, gris verdoso. También destacan por tener en la cola en forma de gusano, porque así mientras se mueven por la vegetación pueden confundir a posibles pájaros o otros animales que van en busca de comida y atraparlos con facilidad.

Usualmente las hembras son un poco más grandes que los machos, algo muy frecuente en el reino animal. Este animal puede llegar a medir hasta los 1,5m.

método de caza de la vibora de la muerte

¿Qué come la víbora de la muerte?

Básicamente se alimenta de todo tipo de pájaros, renacuajos, murciélagos, ratones y otros pequeños anfibios. Para cazarlos usa un sistema bastante pasivo, que consiste en esperar escondida durante largas horas, ya sea en la arena o entre las hierbas moviendo su cola que al tener forma de gusano, muchas de sus presas se sienten atraídas por el parecido con los gusanos y caen en su ataque.

Estas víboras tienen la capacidad de envenenar a sus presas en tan solo 0,15 segundos. Con un rápido movimiento, la presa acabará siendo mordida y paralizada a los pocos minutos.

Reproducción de la víbora de la muerte

A diferencia de la mayoría de serpientes, estas víboras Australianas de la muerte, se reproducen en el vientre de la madre y salen todas las pequeñas serpientes de una camada. En general las serpientes ponen los huevos para después incubarlos durante varios días.

Reproducción vibora de la muerte

Veneno de la víboras australianas de la muerte

La inyección de veneno que estas víboras aplican a sus presas es de 40 – 100 mg de letal veneno que aplica una parálisis global a todos los órganos del cuerpo humano. Aunque este potente veneno aplicado no tiene un gran pico de efecto al principio, a las pocas horas si la persona no es tratada puede acabar con un paro cardíaco.

Por suerte existe un antiveneno de las mordeduras hechas por las víboras australianas que mitiga casi al 100% el efecto de este fuerte veneno neurotóxico. Las mordeduras por estas serpientes en las regiones de Australia y Nueva guinea, sigue siendo bastante común, pero no llega a ser peligroso gracias a los antídotos que se han creado.