Saltar al contenido

Serpiente marina amarilla

Uno de los animales a los que las personas más temor le suelen tener, son las serpientes, desde el inicio de los tiempos se han forjado una muy mala reputación, trayendo consigo un oscuro legado que perdura hoy con gran fuerza. La familia de las Elapidae, está compuesta por algunas de las serpientes más letales de todo el mundo, tanto terrestres como acuáticas, y en estas ultima, entra la serpiente marina amarilla, con un asombroso poder.

Información de la serpiente amarilla venenosa

Compartiendo hábitat común con la denominada, serpiente más letal de todo el mundo, superando, por lo menos unas 100 veces la potencia del veneno de las víboras terrestres, llamada Belcher, tenemos a la serpiente marina amarilla, que si bien es una serpiente con un veneno potente, no alcanza a su pariente, ni por poco, a pesar de ello, suele infringir dolor en todo aquello que se le acerque demasiado sin su permiso.

Características de la serpiente marina amarilla

  • Color: En líneas generales, esta serpiente suele ser de colores grises, con algunas franjas o líneas amarillas, también se pueden encontrar ejemplares de color negro.
  • Su cabeza: Cuenta con una cabeza alargada, estrecha y plana.
  • Ojos: Sus son de un tamaño promedio, teniendo las pupilas redondeadas, su color suele ser oscuros, aunque esto podría variar según la edad del ejemplar.
  • Cuerpo: Cuenta con toda una línea de escamas ventrales, que le permite nadar sin problema alguno en el mar, sin embargo, son estas mismas escamas, las que le impiden que se desplace con avidez en tierra, pareciendo un poco torpe y lenta.
  • Medidas: Es una serpiente de tamaño promedio, alcanza en su adultez, tan solo unos 100 cm, otros ejemplares no suelen pasar los 90 cm, sin embargo, es una de las serpientes más grandes y venenosas del océano.
  • La cola: Al igual que la mayoría de las serpientes marinas, esta cuenta con una cola un tanto aplanada que le sirve para impulsarse mientras nada, además de esto, cuenta con un diseño característico, donde se unen sus dos colores predominantes.
  • Fosas nasales: Son capaces de pasar largos periodos de tiempo bajo del agua, por ello, ha diseñado un mecanismo que le permite cerrar sus orificios nasales cuando se sumerge.
  • Colmillos: Ubicados justo en su mandíbula, la serpiente marina amarilla cuenta con dos diminutos colmillos tubulares y muy fijos, que utiliza para realizar las descargas de su poderoso veneno a las presas.
  • Anillos: Las serpientes marina amarillas cuando llegan a su tamaño adulto, pueden llegar a tener entre 30 a 60 anillos de color negro en todo su cuerpo.

Características de la serpiente venenosa marina amarilla

Hábitat de la serpiente marina amarilla

Vive en una zona bastante extensa, su origen inicial data desde el Golfo Pérsico, pasando por todo el Océano índico, hacía filipinas, Malasia, Indonesia, Nueva Gales, llegando al Sur de Australia. Al igual que sus parientes, solo se siente cómoda en las aguas poco frías, y poco profundas, preferiblemente aquellas que se encuentren muy cerca de la costa y posean arrecifes de coral, para poder obtener sus alimentos.
Sus guaridas las suelen formar entre las rocas que ofrece el mar de forma natural o entre la arena, por lo que es normal encontrarlas cubiertas en el fondo marino, entre las hierbas del mar y las algas. Por su localización, es poco probable que una persona se tope con esta serpiente, reduciendo en gran medida el riesgo de accidentes letales.

El veneno de la serpiente marina amarilla

El veneno al igual que los otros miembros que componen la gran familia Elapidae, cuenta con una gran cantidad de neurotoxina con potencial coagulante en la sangre de las personas, ocasionando derrames importantes y posteriormente la muerte.

A pesar de que su veneno es considerado uno de los más letales de todo el reino animal, es una especie completamente inofensiva para el hombre, pues siempre intentará huir o escabullirse antes de dar pelea o entrar en combate, solo si se siente amenazada o acorralada, no dudará ni por un segundo, en usar todo su veneno.

Veneno de la serpiente amarilla

¿Qué come la serpiente amarilla?

Esta serpiente es capaz de aguantar poco más de 8 horas sumergida en el fondo del mar, buscando su alimentos favoritos: mariscos, peces pequeños y crustáceos.

La serpiente marina amarilla, suele ondear las olas, tomar el sol y nadar por la superficie, muy rara vez se acerca a la orilla, generalmente son las olas y las fuertes tormentas acompañada de las corrientes, las que las llevan fuera del mar, sin embargo, siempre intentarán regresar, pues no se manejan bien en tierra firme.

Datos curiosos sobre la serpiente marina amarilla

  • Esta serpiente suele cumplir por completo su ciclo de vida en el océano, saliendo única y exclusivamente del mar, cuando las olas la arrastras fuera.
  • Suelen vivir entre las grietas naturales que existen en los arrecifes, también suelen ocupar las madrigueras que otros peses han abandonado.
  • Solo le hace falta una mordida rápida para inyectar todo su veneno a la presa.
  • Las crías que suelen dar a luz estas serpientes, suelen nacer completamente desarrolladas y con la capacidad de cuidar por sí mismas de sus nuevas vidas.
  • En la actualidad no existen medidas preventivas para proteger esta especie de su extinción, si bien ahora su estatus es estable, los cambios en el mar las han obligado a acercar más a las orillas, haciéndolas muy común cerca de las playas, siendo un problema para las personas que se bañan en esas aguas y para las mismas serpientes por la contaminación.

Finalmente, a pesar de que cuentan con la suficiente capacidad para terminar con la vida de una persona en tan solo cuestión de minutos, es una especie animal que merece nuestra protección y comprensión, los cambios climáticos han modificado su ambiente y por esta razón, cada vez se encuentran más cerca de las costas y de las playas, significando un importante riesgo para los turistas que no conozcan de su existencia y para la misma especie que puede llegar a ser cazada y exterminada.