Saltar al contenido

Ranas

ranas más venenosas del mundo

Las ranas son consideradas un anfibio del grupo de los Anuros que poseen características particulares, principalmente por su morfología ya que está estructurada con unas extremidades traseras largas y potentemente desarrolladas, haciendo que sean unas saltadoras por naturaleza.
Asimismo, las ranas venenosas, dendrobátidos, también se consideran animales heterotermos, es decir, de sangre fría. Este tipo tiene la especialidad de no poder regular la temperatura de sus cuerpos, por consiguiente, va a depender de la temperatura del medio ambiente donde se encuentren. Cuando tienen calor buscan lugares húmedos y frescos, por el contrario, cuando baja, salen a llevar un poco de sol.

Tipos de ranas venenosas y sus nombres

Existe una cantidad de 182 especies de ranas venenosas, y se dividen en tres grandes subfamilias:

  • Colostethinae
  • Hyloxalinae
  • Dendrobatinae

Entre las más comunes se encuentran: la rana verde de ojos rojos, la rana venenosa azul (Dendrobates azureus), la rana punta de flecha roja y azul (Oophaga pumilio) y la rana Venenosa Dorada (Phyllobates terribilis)

¿Cuál es la rana más venenosa del mundo?

Se encuentra ubicada en el occidente colombiano, específicamente en la selva del Chocó, Cauca y Valle del cauca. Es la hermosa, pero también temible, rana Dorada. Suele tener una medida de alrededor 5 centímetros. Su nombre científico es Phyllobates terribilis y su característica más evidente es su intenso color amarillo, de allí su nombre.
Su veneno es considerado el más fuerte del mundo, tanto que se ha llegado a comprobar que simplemente con 1 miligramo de veneno expulsado puede matar la asombrosa cantidad de 10 a 20 seres humanos, equivalente a dos elefantes africanos.
¡Cuidado con la rana dorada!
La rana dorada posee una toxina que resulta tóxica para quienes la perciben. El veneno puede causar una contracción muscular tetánica, que se traduce a una parálisis de los músculos respiratorios.
Este tipo de rana en cautiverio puede durar años para perder la cantidad de toxicidad en su cuerpo.

Algunas curiosidades sobre las ranas venenosas punta de flecha

  • Utilizan su piel para absorber oxígeno y expulsar dióxido de carbono.
  • No habitan en el frío porque su cuerpo adopta la temperatura del medio ambiente.
  • Muchas ranas son capaces de saltar 20 veces su tamaño.
  • Las ranas tienen una pequeña dentadura en su parte superior.

ranas rojas venenosas

¿Por qué son tan venenosas las ranas punta de flecha?

Ahora bien, ¿por qué las ranas venenosas son tan tóxicas? Básicamente se cree que se debe por su alimentación. Un ejemplo de su ingesta son las hormigas. Ellas producen alcaloides, que son sustancias que pueden generar toxicidad, por lo cual una rana va generando su capacidad venenosa a lo largo de su vida.
Otro menú que se agrega al festín de las ranas es la mosca, que al momento en que son larvas reposan en las hojarascas de las selvas. Allí toman los alcaloides tóxicos y posteriormente se convierten en el alimento de las ranas.
El veneno encontrado es batracotoxina, considerado uno de los más potentes por tener la capacidad de detener el sistema nervioso, respiratorio y cardiovascular. Es altamente peligroso tanto para especies de otros animales como para los seres humanos.

La batracotoxina la generan a partir del consumo de ciertos escarabajos venenosos que suelen producirlo, y a su vez, estos insectos obtienen esas toxinas a través de las plantas con que se alimentan. Por eso todo es una cadena, un ciclo natural.

Hay una particularidad que puede sorprenderte, y es que también el veneno se crea por su propia toxina llamada bufadienólido. Lo increíble de esto es que son producidas a partir de su colesterol.

Características de las ranas venenosas

Existen más de 4.700 especies de ranas en el mundo y no todas son venenosas. Incluso existen ranas venenosas que han sido criadas en cautiverio y alimentadas por otro tipo de presas que no poseen alcaloides debido a que también están en condición de aislamiento con su entorno natural, por lo que no pueden ingerir plantas toxicas.
De hecho se han tomado ranas venenosas adultas, y con el pasar del tiempo van perdiendo las características tóxicas, reforzando así la teoría que argumenta que el origen de su veneno proviene de la alimentación.

¿Cómo reconocer una rana venenosa?

No todas las especies son venenosas, pero el principal aspecto físico que hay que tener en cuenta es su color. Son muy bonitas y con colores llamativos, una razón fisiológica de su naturaleza que le avisa a posibles depredadores una alerta sobre su nivel tóxico, fenómeno llamado aposematismo.
Son tan venenosas que las tribus indígenas en donde se encontraban, las utilizaban en las puntas de sus flechas y dardos.
Otro aspecto a tomar en cuenta es el lugar. Por lo general, están en las selvas tropicales, así que cuando vayas de turismo a ecosistemas selváticos, es recomendable que estés con las alarmas encendidas.

¿Cuáles son los colores más comunes para reconocerlas?

Entre los colores de ranas venenosas más regulares, están los siguientes: rojos, verdes, azules, amarillas y naranjas.
Es importante destacar que se reconocen por la intensidad del color, siendo muy atractivas visualmente.

piel de las ranas venenosas

¿Qué usos tiene el veneno de las ranas?

Sorprendentemente el veneno de la rana dorada se ha estado utilizando para beneficios médicos.
La Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales realizó estudios donde comprueba que su veneno contiene grandes propiedades como componente principal para la fabricación de relajantes musculares y analgésicos, incluso, afirman que su poder supera 200 veces el de la morfina, y no crea adicción, por eso este animal tiene grandes beneficios.
Es menester mencionar que todavía los estudios no han comprobado si los cuerpos de las ranas modifican las toxinas de las presas que consumen para que su veneno sea más efectivo.

¡Peligro de extinción!

Es válido resaltar que esta especie se encuentra en peligro de extinción, y es precisamente por todas esas virtudes que se hace pagar un alto precio por ejemplar.
En este sentido, se ha estimado que cada año entran miles de ranas a países como Alemania y Canadá para patentar los medicamentos.
No hay dudas que son animales peligrosos y que hay que tener cuidado, pero también es cierto que forman parte del planeta y no se pueden eliminar. Por lo tanto, es fundamental proteger su existencia para la continuidad del ciclo natural que cumplen.