Saltar al contenido

Prehistoria

Animales peligrosos de la prehistoria

Hace millones de años por nuestras tierras poblaban grandes reptiles y peces de grandes envergaduras, inimaginables actualmente.

Mediante la localización de los fósiles encontrados y los estudios realizados, podemos concluir que los animales más peligrosos de la prehistoria fueron los siguientes:

 

10- Madtsoia

serpiente peligrosa prehistoria

 

Sus dimensiones eran descomunales pesaba 1,5 toneladas cuando las más grandes de la actualidad no superan los 200 kilogramos, pero la Madtsoia tenía 20 metros de longitud y casi un metro de diámetro, en su boca cabría una vaca perfectamente.

Esta era una serpiente constrictor capaz de atrapar y asfixiar animales que cayeran en sus fauces, incluso usualmente comía a otros depredadores como tigres dientes de sable o enormes cocodrilos de 8 metros podían entrar en su dieta perfectamente.

No hay que subestimar a esta serpiente de la cual se piensa que cazó a todo tipo de animales de la época, ni siquiera jóvenes gigantosaurus o Tyrannosaurus rex eran capaces de hacerle frente, hasta un dinosaurio adulto tendría problemas para escapar de esta constrictor.

 

9 – Dunkleosteus

Dunkleosteus depredador

Este era un tipo de pez acorazado este animal medía nada más ni menos que 9 metros de largo de los cuales 1,2 pertenecían al cráneo.

La cabeza estaba cubierta de unas placas óseas muy duras que le servían como defensa ante otros depredadores o incluso ante ellos mismos, sus dientes no estaban hechos de esmalte sino de hueso muy afilado y no se dividían en piezas separadas, sino que toda la mandíbula había un diente que destacaba de los demás por ser curvado y afilado.

Curiosidad

Ante tal devastadora potencia de presión de la mordedura, la capacidad de triturar conchas y huesos, los expertos pensaron que este animal prehistórico fue el que más ruido realizaba mientras comía sus presas.

Sus aletas eran más bien pequeñas y se desplazaba casi enteramente con la fuerza de la cola, la cual media 1,4 metros.

Era un pez violento, se dice que recurría al canibalismo cuando ingería otros peces acorazados.

]Su mordedura se ha considerado como una de las más potentes que jamás han existido.

 

8 – Jaekelopterus

Jaekelopterus animal

Era un escorpión acuático y es posible que fuera uno de los predadores más grandes de su época.

Se dice que cazaba trilobites o incluso otros escorpiones de mar sin embargo también habría sido presa de tiburones placodermos y de sus propios congéneres.

Este antepasado de los escorpiones, fue un animal acuático que vivió hace unos 390 millones de años y contaba con una longitud cercana a los 2,5 metros y un peso próximo a los 200 kilos con unas pinzas de aproximadamente medio metro.

Tenía 8 patas para moverse por el suelo del mar, 2 patas que le ayudaban a nadar, aunque al Jaekelopterus solo le bastaba el cuerpo para nadar y también tenía 2 patas delanteras que le ayudaban a sujetar sus presas y a trepar.

¿Sabías qué?...
La desaparición del Jaekelopterus fue debido a la evolución de los vertebrados. Al aparecer peces más fuertes y acorazados como el Dunkleosteus acabaron con la especie.

7 – Argentavis

Argentavis

También conocida como “ave argentina magnífica”. Como peculiaridad destacaba por sus enormes proporciones tenía una envergadura de aproximadamente 7,5 metros  y un peso de 70kg.

Con esa extensión de alas le permitía realizar un vuelo puramente de planeo, de tal forma que les permitía elevarse a grandes altitudes aprovechando las corrientes de aire, con ello podía permitirse alcanzar altitudes muy altas, con un gasto mínimo energético.

La Argentavis era carroñera y podía alcanzar velocidades tan altas con sus alas, que fácilmente robabar las presas a otros carnívoros.

 

6 – Phorusrhacidae

Phorusrhacidae

Conocidas también como aves del terror, se caracterizaban por tener unas piernas muy largas que les permitían correr a gran velocidad, sus patas delanteras eran más largas que las de las demás aves terrestres y algunas formas bastante tardías como el titanis desarrollaron brazos. Sus cuellos eran largos y robustos ya que debían resistir los impactos que realizaban con sus enormes y potentes picos curvados.

Medían entre 1 a 2,5 metros de altura y podían llegar a pesar 300 kg con unos grandes picos de 40 cm.

Se dice que podían alcanzar la increíble cifra de los 50 km/h.

Era el carnívoro dominante de la Patagonia durante el Mioceno, era capaz de cazar grandes animales como el elefante Astrapotherium.

 

5 – Megalania

Megalania

Es una especie extinta de la familia Varanidae era un gigantesco varano parte de un conjunto mega faunístico que habitó en Australia meridional durante el período pleistoceno hasta hace unos 40.000 años. Por ello se dice que los primeros pobladores aborígenes de Australia pudieron haberse encontrado con poblaciones de megalania.

Tenía un peso entre 1600 ~ 1940 kg y podía llegar a medir más de 7 metros.

Al igual que el dragón de komodo el Megalania posiblemente tendría un mordisco venenoso, pero en vez de inyectar el veneno por los dientes el Megalania inyectaría el veneno de una forma muy distinta, su veneno estaba formado por una enorme cantidad de bacterias tóxicas que se encontraban en la boca del animal, de forma que cuando el Megalania cazaba sus presas con su mordida, les transmitía toda la cantidad de bacterias tóxicas matándolo en muy poco tiempo.

4 – Therizinosaurus

Therizinosaurus

Se desconoce si era un animal herbívoro por la forma de su cráneo pero lo que si sabemos es que tenía un aspecto aterrador el tri sino saurus era un dinosaurio herbívoro del desierto del gobi su nombre significa reptil guadaña debido a sus enormes garras en las patas delanteras median 80 centímetros de longitud y son las mayores garras que han existido.

Usaba sus garras para acercarse a las ramas de los árboles pero es posible que pudiera escarbar en hormigueros o termiteros, cazar pequeños lagartos y mamíferos por lo que se cree que pudo comer todo tipo de animales, además cuando se descubrió el primer fósil de este animal, al principio se creyó que se trataba de una tortuga gigante.

 

3 – Pliosaurus funkei

Pliosaurus funkei

Fue uno de los depredadores más grandes que jamás hayan existido ya que su cuerpo estaba preparado para atrapar grandes presas.

Era un enorme reptil marino del jurásico que se alimentaba de plesiosaurios de gran tamaño además de peces.

¡Se dice que tenía una envergadura entre 15 ~ 20 metros y podía llegar a pesar hasta 50 toneladas!

El Liopleurodo era ágil y muy fuerte, con una supermordida, de hecho, algunos científicos piensan que podría competir incluso con el mismísimo Megalodón en el puesto de superdepredador rey de todos los tiempos.

Su boca era inmensamente grande, con decenas de colmillos grandes y afilados. Se conoce poco acerca de este gran dinosaurio pero era un cazador nato ya que cazaba animales marinos de gran envergadura.

 

2 – Megalodon

megalodon

Es considerado como uno de los mayores y más poderosos depredadores en la historia de los vertebrados.

Podía llegar a alcanzar los 18 metros de envergadura y con un peso aproximado de 50 toneladas. Sus dientes podían alcanzar los 17 centímetros y eran tan robustos que mientras sujetaba a su presa podía quebrantar los huesos de sus presas sin ningún problema.

El Megalodon adulto estaba las 24 horas del día buscando presas nuevas. Cazaba tanto ballenas, tortugas marinas incluso hasta otros tiburones. Se dice que el Megalodon buscaban los organos internos más frágiles (pulmones y corazón) para acabar rápidamente con su presa.

 

1 – Tyrannosaurus rex

t.rex

Comúnmente abreviado como t.rex es una figura común en la cultura popular, su nombre completo es el rey de los tiranos lagartos o depredadores .

Podía llegar a medir hasta 12,50 metros de largo y 4 metros de altura, con un peso estimado de 6 a 8 toneladas.

El tyrannosaurus rex vivió en el cretácico y es el dinosaurio más conocido de todos tiempos, hasta no hace tanto se le consideraba como el depredador más grande que haya pisado la tierra, aunque ahora sabemos que carcharodontosaurios y spinosaurus eran de mayor tamaño. Lo que sí es cierto es que el Tyrannosaurus rex tenía la mordida más fuerte entre los dinosaurios y disputando entre la más fuerte de todas ya que hay otros animales que poseen mordida similares o al parecer mayores.

Tenía un sentido de la vista y olfato muy desarrollado. En su contra aún se desconoce si era un dinosaurio que podía alcanzar altas velocidades debido a su anatomía.