Saltar al contenido

Carabela portugesa

Carabela portuguesa

Son varias las especies de medusas que podemos encontrar en las profundidades del mar, al igual que en las orillas, ya que en su mayoría son amantes de las aguas cálidas y tranquilas, las más venenosas y mortales las podemos encontrar con gran facilidad en el continente Australiano, donde habitan un sinfín de animales con neurotoxinas capaces de paralizar grandes cuerpos en cuestión de segundos, siendo una de las más llamativas y tal vez la que mayor proximidad tiene con los humanos, la medusa Carabela Portuguesa.

Información de la carabela portuguesa

A pesar de ser considerada como especie de medusa bastante extraña, lo cierto es que la Carabela Portuguesa no es una medusa, es un organismo que le llevó años de adaptación y evolución en el ambiente para poder alcanzar el estatus con el que cuenta hoy en día.

Repleta de colores sumamente llamativos, es una principal característica atractiva hacía las personas, sin embargo, es importante no dejarse engañar por su apariencia, pues la misma, aunque no es considerada un a animal letal, puede ocasionar importantes daños en el organismo de la persona que se cruce con ella.

Características de la medusa Carabela Portuguesa

  • Tamaño de la vela: Los ejemplares de esta especie de animal acuático, suelen alcanzar una longitud de unos 15 y 30 cm al ser adultos, esta vela de colores llamativos, suele ser la que las impulsa a trasladarse a lo largo de los océanos con gran velocidad, además de poder tomar las corrientes con mayor facilidad.
  • Tamaño de los tentáculos: Suele medir unos asombrosos 50 metros estando completamente estirados, siendo tal vez uno de los filamentos más largo que existan en el reino animal, sin embargo, es mucho más común encontrarse con ejemplares que midan tan solo 10 metros de largo.
  • Apariencia: Mientras que para algunos puede resultar sumamente atractivo y atrayente el físico de esta medusa o agua mala, como le dicen algunos, para otros resulta realmente desagradable. La vele suele tener los bordes de color rosado, morado y transparente, mientras que el interior es más transparente, los tentáculos y parte inferior, suelen ser de color más oscuros, incluyendo los azules, morados, magenta y tonalidades en rosa.

Características de la carabela portuguesa o falsa medusa

¿Cuál es el hábitat de la carabela portugesa’

Al igual que la mayoría de las medusas o en este caso, la falsa medusa, estás suelen abundar en los espacios cálidos, que no posean temperaturas demasiados baja o aguas demasiado turbulentas, pues la especialidad de este ejemplar, es flotar sobre la superficie del océano, ayudándose con su vela.

Se suelen encontrar con mayor frecuencia en el océano Pacifico, el océano Indico y una pequeña parte del océano Atlántico, a pesar de no gustarles demasiado los climas templados, se pueden ver grandes grupos de Carabela Portuguesa en las costas españolas.

¿Qué come esta falsa medusa?

Al igual que otros animales de su misma especie, cuenta con una dieta basada casi exclusivamente en los pequeños microorganismos que puede extraer de la superficie del océano, especialmente el plancton, bacterias y en ocasiones, pequeños peses que puedan estar al alcance de sus largos y muy temidos tentáculos. Esta falsa medusa es carnívora y obtiene caza sus presas con los tentáculos que tienes.

¿Por qué es tan peligrosa?

Ciertamente estas medusas no representan un peligro para los humanos, pues si bien es cierto que se encuentran muy cerca de las orillas y que su habitad favorita son las aguas calidad donde las personas se suelen bañar, es una especie acuática sumamente tímido. Su peligro principal radica en el veneno que posee en su interior, el cual, si bien no es capaz de ocasionar una muerte en un ser humano adulto, puede ocasionar importantes daños a nivel organísmico.

Entre los síntomas más comunes que podemos encontrar producto del veneno de la Carabela Portuguesa, están: La fiebre, las náuseas, los vómitos, fallas cardíacas y un muy intenso dolor en la zona afectada por el roce de sus largos tentáculos. Aunque no es capaz de ocasionar la muerte en un adulto, si puede causar en personas que no posean un organismo estable, al igual que los niños con edades inferiores a los 6 años de edad, esto gracias a que su sistema nervioso central no se encuentra del todo desarrollado y con las capacidades de proteger al organismo de un ataque de este nivel.

Es importante tener en consideración que, si los tentáculos entran en contacto con la piel humana, los mismos se pueden quedar adheridos, por lo que es necesario realizar una extracción, en algunos casos médica, para asegurarse de que no quedan rastros de la toxina en la piel.

El peligro de la carabela portuguesa

Datos curiosos a cerca de la Carabela Portuguesa

  • No es una medusa, aunque es considerada por muchos como una, es un organismo colonial.
  • No suele nadar bajo la superficie, pasa la mayor parte del tiempo flotando en el agua dejándose guiar por la vela que posee.
  • En sus tentáculos, la Carabela Portuguesa, es capaz de contener más de ¾ de millón de nematocistos, los cuales tienen la capacidad de albergar más o menos 10 tipos de venenos diferentes.
  • Es considerado uno de los peces más pesados del mundo, con unos asombrosos 1000 kilogramos.
  • El pez payaso es completamente inmune contra el veneno que representa este organismo colonial.
  • El veneno se segrega de forma espontánea, por lo que no es necesarios que la misma se sienta atacada o intimidada.
  • Es carnívoro, siendo capaz de devorar a otros ejemplares de su misma especie cuando no encuentra suficiente alimento.
  • La llamada babosa de mal, es uno de los principales depredadores de este organismo, pues es completamente inmune ante su toxicidad.

Finalmente, al igual que este asombroso ejemplar, primo lejano de las medusas, existen muchos otros que, como seres humanos aún no conocemos y aún no han sido descubiertos por la ciencia, pues conocemos mucho más de la luna, de marte y de todo el espacio en general que de nuestros propios mares y de los secretos que podemos encontrar en las profundidades de sus fosas, encontrándonos con maravillosas formas de vida que ni en sueño hubieras podido imaginar, como es la Carabela Portuguesa.