Saltar al contenido

Avispa de mar (Cubo medusa)

La avispa de mar

Si te gusta conocer sobre animales peligrosos, te presento a la hermosa y temible Chironex Fleckeri, mejor conocida como Avispa de mar. Esta es una medusa que tiene el veneno más letal que existe en el mundo. Con tan solo un 1.4 ml es capaz de acabar con la vida de hasta más de 50 personas a la vez. Diríamos que es un exterminador marino que no ataca, pero mata con tan solo rozar.

Información de la Avispa de mar

Forma parte de la familia de los cnidarios. Sexualmente funcionan con dos hojas embrionarias; se pueden reproducir de forma sexual juntando su óvulo al reproductor masculino y de forma asexual. Funcionan como se les brinde el caso.

Esta clase de medusa es tan encantadora como temida. En su estructura física, Parece una figura mitológica, con grandes tentáculos.

Es uno de los animales más antiguos que han existido en el mundo y que se han paseado por las aguas de los océanos sin ojos para ver. Gran ejemplo de supervivencia. Se sabe que nadan en impulsos precisos de unos 1,5 m/s, este movimiento es propicio para que le proporcione la velocidad suficiente para atrapar a sus víctimas.

Características de la medusa cubo

  • Forma: Las avispas de mar tienen un cuerpo acampanado, normalmente mucho más cuadrada que otro tipo de medusas.  Su particular transparencia y ese color azul o verde claro que la acompañan la vuelven un tanto imperceptibles al ojo humano. Suelen confundirse de forma fácil con los colores del mar.
  • Téntaculos: Este diminuto ser tiene 60 tentáculos, cada uno de ellos de 80 cm de largo aproximadamente, con brillo en la oscuridad. Cuando está de cacería todo es distinto, su aspecto varía y llegan a alcanzar hasta 3 metros de largo. Vale decirte que cada tentáculo está formado por 5.000 celdas irritantes, reconocidas como cnidocitos Las conforman, a su vez 4 receptores fotosensibles, utilizados en su orientación. Estos les ayudan a aproximarse de forma comedida a sus víctimas Por presión estas células se activan y arrojan la sustancia nociva y en ese momento, mejor es no estar presente.
  • No disfrutan de un sistema nervioso central, pero si son muy ágiles, escurridizas, de fácil adaptación, y se desplazan con mucha velocidad. ¡Esto es asombroso!
  • Se habla de sus 4 grupos de 20 ojos: Aún no se ha comprobado que esos ojos les sirvan para ver. Pero de lo que si se está seguro es de su ávida intuición que le permite protegerse siendo rápida para escapar y puntual para lanzar veneno.

La medusa más mortal del mundoi

¿Cuánto viven?

Preguntarnos cuánto tiempo pueden vivir estas especies marinas, es de terror… Algunas alcanzan hasta un año de vida, pero no siempre es así. Su promedio de vida va a depender de cuál de las especies sea. Algunas de estas temibles criaturas viven por un par de horas, suficiente para acabar con otros seres vivos. Otras más viven 6 meses. Todo eso permite pensar que una especie pueda existir eternamente. He allí el gran misterio de nuestra naturaleza

¿Dónde se encuentran?

En definitiva, a estas avispas marinas les encantan las profundidades de los océanos. Pero son inestables. Se les hallan sumergidas en los mares de la exótica Australia o disfrutando de los mares índico y pacífico. Aunque, en reiteradas ocasiones muchas personas les hayan visto merodeando en algunas zonas de Nueva Guinea.
De igual forma, se han visto a estas medusas por los mares de Vietnam o Filipinas y muchas veces son empujadas por la presión de las aguas hasta otros lugares como las costas africanas. Asimismo, por el sudeste asiático, cerca de Texas, por el golfo de México, lo que pone en alerta a todas las guardias costeras.

¿Qué come la avispa de mar?

La alimentación de estas letales figuras es a base de plancton, como la del resto de las medusas. También consumen pequeños animales marinos que encuentran en sus paseos.
Disfrutan de crustáceos, peces, calamares, y de otros animales de regular tamaño.

Debo decirte algo curioso, sus gustos alimentarios van variando con el paso del tiempo. Aunque no lo creas, una medusa también puede engullir a otra medusa de menor tamaño y no morir envenenada. De igual manera, puede alimentarse con otros tipos de medusas. Ellas mismas se convierten en sus más temibles depredadoras.

¿Qué come la avispa de mar?

Vale la pena decirte que este tipo de medusa no sale en busca de alimento. Ese no es su estilo. Ellas atrapan a todo lo que consiguen en su andar. A todo lo que les pasa por su camino. Sus tentáculos irritantes las ayudan a atrapar a sus víctimas de forma instantánea. Estos tentáculos son pegajosos y fuertes, eso es favorable para una buena atrapada. Luego de irrigar el veneno la víctima queda inmóvil.

Al quedar inmóviles ellas atrapan a sus presas y las devoran en su estómago con facilidad. Les son apetitosos los huevos de peces, camarones, peces enteros, entre otros. Su especial modo de atrapar a sus víctimas, las vuelven unas especies nocivas para los demás animales que conviven en el mismo hábitat.

Veneno de la cubomedusa

Esta avispa marinr está considerada como la medusa más venenosa del mundo. Su veneno es traicionero y eficaz.  la cubomedusa, es 100% considerada uno de los animales más peligrosos que se hayan conviviendo en las aguas del mundo. Su veneno es 500 veces más letal que el que contiene la tarántula.
Su toxina encapsulada en las estiradas células es también más poderosa que la de la serpiente espinosa. Cualquier persona sufriría un colapso cardiovascular en tan solo tres minutos de su inoculación del veneno sobre su piel. Es como sufrir una metamorfosis hacia el mundo oscuro.
Te participo que luego de vivir el esplendor de una luna llena, debes contar entre 7, 8 o 10 días después para que aprecies escuches de su presencia en las costas. Es en ese momento que esta especie va con deseos de desovar su veneno en otros espacios. Este y en la mayoría de los casos, es el momento de cerrar las costas y prohibir bañistas en ellas para evitar problemas por este tipo de envenenamiento.
Pero no todo lo que resulta de estos animales puede considerarse malo. La ciencia ha descubierto que su veneno puede ser usado de forma activa para el desarrollo de medicamentos para uso de los cardiólogos y aunque parezca paradójico estos medicamentos ayudan con el tratamiento indicado para evitar o mejorar enfermedades cardiovasculares.

Veneno de la avispa de mar

Las medusas jóvenes llevan veneno en el 5% de sus células. Esto no las hace menos peligrosas. Por su parte las adultas a medida que avanza el tiempo, aumentan el porcentaje y las hallan de hasta un 50% de sus células, por eso son tan peligrosas. Un simple roce con nuestra piel y nos haría sufrir hasta la muerte.
 Estas medusas tienen la particularidad de mantener el veneno en sus tentáculos por varios días, aun si el tentáculo está fuera de su cuerpo . Esto hace que se deba tener mucho cuidado siempre y cuando visitemos sus zonas de hábitat.

Picadura de la avispa de mar

Se comenta que una picadura de la cubomedusa es peor que el dolor de un parto, más fuerte que un puñal caliente introducido en el cuerpo lentamente. Son muchas las expresiones que se podrían recoger para hacer una analogía con este magno dolor. Existen muchos testimonios que lo explican, pero eso no es suficiente para que podamos pensar en lo difícil que será vivir la experiencia.

Si al paciente mordido por cualquiera de estas avispas de mar no se le atiende de forma inmediata, correrá graves riesgos. Comenzará a estremecerse hasta que su cuerpo no aguante más. Entrará en un trance donde la confusión, el malestar, la irritación de la piel, la hinchazón y otros detalles acaben con sus ganas de luchar por su existencia.

Un mínimo porcentaje de esa sustancia letal hace que la persona afectada si no se le atiende a tiempo deje de respirar, es decir, puede producir paros respiratorios. Así como problemas cardiovasculares. El tejido de la piel sufrirá necrosis u otros daños habrá alteración del sistema nervioso y finalmente si alcanza a penetrar en el torrente sanguíneo habrá pérdida de los signos vitales hasta alcanzar la muerte.

Es impresionante que algo aparentemente inofensivo, cause tanto daño. Los niños son las principales víctimas de estas temibles avispas de mar. Los pequeños, con su delicada piel son abrazados por sus letales tentáculos y quedan atrapados en el lecho de la muerte. Es muy difícil librarse de sus ataques. Una vez te roce, querer separarte de ellas es quemarte más.

La piel cuando es alcanzada por la sustancia de este animal, queda como con quemaduras. Todas en un color rojo intenso, como pintadas con sangre, se marcan los tentáculos de igual forma como hayan caído sobre la víctima. Se dice que, si son más de seis tentáculos los que nos alcanzan, morimos de inmediato. Sus mordidas quedan como tatuadas en la piel.

Es incomprensible el daño que ocasiona este ser sin contar todo el dolor que te hace sufrir su picadura. En un porcentaje bastante alto, sus daños son irreversibles. Lo mejor es evitar estar cerca de una de ellas y bañarse en lugares donde no se registre la presencia de esta avispa.

Cantidad de muertes

Son muchas las muertes causadas anualmente por este tipo de envenenamiento. En Australia, el país de los animales venenosos, el mayor número de casos de muertes a causa de la mordedura de esta avispa ha sido en niños. Estos inocentes tienen un menor índice de masa corporal y es más fácil la penetración del veneno.

Pero la muerte también ha navegado por otras zonas próximas a los océanos en donde los jóvenes y los adultos han sido presa de estas letales mordeduras de medusas. Estos lugares son centros de turismo y llaman mucho la atención y por desconocimiento o por curiosidad muchos de estos visitantes se sumergen en las aguas y son presos de este terror.

La región de Insulindia, parte insular del sudeste de Asia, es uno de los sectores donde el índice de deceso por picaduras de medusa es mayor que en Australia. Y, aunque se tomen las previsiones necesarias y se alerte a la población, los hechos acontecen con frecuencia.

Muertes provocadas por la avispa de mar

Las cifras que más se repiten en estos lugares son de más de 40 víctimas por año. En Filipinas, por ejemplo, es de 20 a 40 o más personas por año. Lo que sí se puede decir de estas medusas es que no han sido arrastradas hacia el mar caribe. En este lugar sólo viven medusas que pican, pero sus daños no han causado muertes.

Existen registros históricos que aseguran que esta avispa de mar ha causado en el mundo más de 5.567 muertes. Todo, guardado desde sus primeros registros de ataques a partir del año 1954. Hoy día con tantos cambios naturales que han afectado los ecosistemas, también se han proliferado y han causado males en muchas nuevas personas.

Finalmente “A quien a hierro mata, a hierro muere” Así reza un refrán muy certero. Y estas medusas también tienen sus propios problemas, sus grandes peligros. Ellas capaces de acabar con muchos animales con su poder venenoso, son de igual forma devoradas por las tortugas marinas quienes transitan constantemente por los grandes océanos.

El veneno que usan en contra de los demás animales no alcanza a hacer mella en las conchas de las tortugas. Por más que las medusas busquen defenderse arrojando sobre ellas su sustancia letal con sus largos tentáculos, las tortugas ganan la pelea. Finalmente, se las comen sin ser afectadas por su ingesta. La naturaleza impone sus propias reglas.