Saltar al contenido

Coral de fuego (Millepora)

Coral de fuego veneno

Cuando hablamos de los animales más peligrosos del mundo marino, podemos encontrar con un nombre científico algo curioso la Millepora, popularmente conocida como Coral de fuego. Es muy común entre los grandes arrecifes del caribe encontrarse una de estas hydrozoas, usalmente los surfistas pueden dar con ellas en los arrecifes y es la responsable de varias picaduras al año.

Características del coral de fuego

Realmente el Coral de fuego es una colonia de animales muy minúsculos y existen varias especies con algunas características principales en común. Estos corales tan peligrosos tienen muchos pelos muy finos que poseen grupos de células urticantes, que usan para la caza de plancton y para proteger su espacio vital ante otros animales marinos, pero estos pequeños tentáculos son los causantes de las picaduras tanto en animales como en seres humanos.

Coral de fuego características

Se trata de un animal que tiene diferentes pólipos especializados, unos son protectores, otros son de nutrición, y otros más lo usan para la reproducción.

Los dactilozoides son protectores y, al mismo tiempo también sirven para obtener alimento, suelen medir entre 0,1 y 0,3 mm de diámentro.

Los gastrozoos son los pólipos encargados de repartir el alimento obtenido por toda la colonia, por medio de una red de canales del tejido común colonial.

Pólipos gonozoides, son unas cámaras encargadas de la reproducción.

Reproducción de la Millepora

Se pueden reproducir Asexualmente, desfragmentandose y liberando brotes que se separan de la colonia para producir gametos, los cuales se fecundarán y nacerán larvas plánulas, que buscarán un nuevo sitio para crear una colonia.

Hábitat y alimentación del Coral de fuego

La coral de fuego es muy común verla en los arrecifes del Caribe. Suelen encontrarse bastante cerca de la superficie entre uno y cuarenta metros, por ello, muchos surfistas tienen quemazones debido a esta millepora. También las encontrarás en los arrecifes de las Bermudas y prefieren vivir donde la marea es más fuerte.

Además de capturar plancton, los corales de fuego pueden obtener los nutrientes a través de su relación simbiótica, especialmente con algas que viven dentro de los tejidos del coral y proporcionan a estos, alimentos que se producen a través de la fotosíntesis. A cambio, el coral de fuego les proporciona a las algas protección, y el acceso a la luz.

Picadura del coral de fuego

El tejido del coral de fuego está repleto de estructuras pequeñas llamadas nematocistos, que al rozarlas o tocarlas, se disparan, al igual que las ortigas, penetran la piel y liberan las toxinas.

La sensación que se puede notar en el cuerpo humano es la de una gran quemazón, también, es posible que entren dentro de la piel pedazos de carbonato cálcico que conforman el esqueleto del coral.

Los síntomas más comunes tras la picadura del Coral de fuego:

  • Quemazón en la zona afectada
  • Fuerte dolor en la piel
  • Piel con un ligero color rojo
  • Al cabo de unas horas es probable tener ampollas en la zona afectada.

¿Qué hacer con las heridas producidas por el coral de fuego?

  • El vinagre ayuda a la extracción del veneno.
  • Normalmente utilizar Antihistaminicos para la piel o bien orales para evitar síntomas producidas por alergias.
  • No limpiarse con agua dulce ya que aumenta la descarga de nematocistos.
  • Drenar las ampollas y eliminar costras

Normalmente cuando se viaja a países más exóticos, debemos procurar evitar zonas en las que se pueda generar un posible contacto con estos arrecifes. En caso de que no se haya podido evitar, y se dé el caso de una picadura, se recomienda empezar un tratamiento rápidamente. Este tratamiento consta de antihistamínicos por vía oral y la aplicación tópica de corticoides.