Saltar al contenido

Abejas africanas

Abejas africanas información

La miel, dulce manjar de los dioses, tan dulce y rico para aplicar en algunas comidas y en gran variedad de tés, sin embargo, ¿sabías que cada año mueren personas intentando recolectar miel de los paneles de las abejas africanas? Siendo las más peligrosas en su especie, un ser humano no podría soportar más de 200 picaduras a la vez. Tal vez ha llegado el momento de replantearse qué tan delicioso puede llegar a ser comer miel mientras no se deba conseguir personalmente.

Información acerca de las abejas africanas

Las abejas asesinas que se pueden encontrar en gran parte del continente americano, fueron desarrollados en un experimento donde, para poder conseguir una mayor calidad en la miel, ligaron a las abejas provenientes de África con las abejas comunes del continente, creando una nueva raza con un picadura mucho más ponente que aquellas abejas normales. Mientras se realizaron este experimento, alguna de estas abejas escaparon y se aparearon con otras tantas, extendiéndose de forma rápida a gran parte del continente, especialmente en los Estados Unidos donde ha cobrado más de 1.000 muertes en menos de un año.
A diferencia de las abejas normales que se pueden encontrar en nuestro jardín, las cuales pican en caso de sentirse amenazadas o percibiendo a su colmena en peligro, las abejas africanas, suelen perseguir, por largas distancias, a su oponente, siendo una de las características más resaltantes de esta especie de híbrida.

Características de las abejas africanas asesinas

  • En líneas generales, las abejas africanas suelen medir un tamaño no mayor a ½ de pulgada.
  • Cuentan con una forma ovalada, igual que la mayoría de las abejas.
  • Su color es de un amarillo, cercano al dorado, con franjas de color marrón, percibiéndose en algunos casos, de color negro.
  • Cuenta con 6 patas, tres a cada lado, cuenta con dos alas poderosas que le permiten elevarse, posee antenas que le permiten ubicarse y encontrar la dirección correcta.
  • Emiten el típico sonido de zumbido cuando se acercan a una persona o a un animal de otra especie.
  • Suelen andar siempre en manadas, atacando todas juntas cuando se sienten en peligro o cuando sienten a su colmena en amenaza letal.
  • Pueden llegar a percibirse de un tamaño más grande que las abejas normales.

¿Dónde viven las abejas africanizadas?

El hábitat de este tipo de insectos suele ser sumamente variado, poseen una asombrosa capacidad de adaptación a cualquier espacio en el que puedan comenzar a construir su colmena, incluso, alguno de las áreas más utilizadas por esta especie, son los neumáticos, los troncos viejos o los techos de manera que se pueden conseguir con gran facilidad en la mayoría de las casas. Suele ser mucho más común encontrarlas en climas cálidos y, en la actualidad, se encuentran mucho más cerca de los humanos que hace 20 años.

Panales de las abejas africanas

¿Por qué las picaduras de las abejas africanas son consideradas peligrosas?

Una de las razones por las que este tipo de abejas es considerado letal, es por su forma de defensa y ataque, no solo atacan a aquellos animales que se acercan a su colmena, sino que, estando a una distancia prudencial, también pueden llegar a sentirse amenazadas, activando sus sistemas de alertas.  Una de las peculiaridades que las hace ser llamadas “abejas asesinas”, es porque son capaces de perseguir por más de 1,5km a cualquiera que se haya acercado o las haya hecho sentir amenazada .

Un ser humano adulto, no puede resistir más de 200 picaduras por parte de estos insectos que, nunca suelen atacar de forma individual.
A pesar de que su veneno puede ser letal, existen tratamientos para curar a las personas que sufrieron un ataque, lo más recomendable es controlar principalmente, el dolor que causan las picaduras, esto se puede hacer utilizando analgésicos, seguidamente, se debe realizar la extracción de los aguijones.

El contactar con ayuda médica de forma rápida, podría ser la mejor maneja de recuperarse de uno de estos ataques que, si bien pueden llegar a ser mortales, harían falta más de 300 abejas.

¿Cuál es la alimentación de las abejas más peligrosas del mundo?

La dieta que suelen seguir este tipo de abejas africanizadas es sumamente sencilla, pues solo recolectan néctar de flores para alimentar a las larvas de su colonia y a la reina, ayudando en gran medida, a la polinización de más especies florales. A pesar de todo, no son tan crueles como desean hacerlas parecer algunos, ¿no?

Curiosidades de la abeja africana

  • Poseen una velocidad de ataque inigualable, siguiendo a su víctima hasta alcanzarla.
  • Su origen es producto de un error científico, al dejar que las abejas escaparan de un laboratorio controlado y se aparearan con otras abejas de naturaleza mucho más dócil.
  •  Se reportan un aproximado de 40 ataques anuales por parte de estas abejas.
  • Su veneno está compuesto por fosfolípido, melitina, fosfatasa ácida, alérgeno C, histidina, histamina y muchos otros componentes. Todo un cóctel de dolor preparado para atacar en caso de que sea necesario.
  • Las abejas reinas pueden llegar a vivir un aproximado de hasta 3 años, mientras que las abejas obreras pueden vivir un aproximado de 3 meses.
  • Sus colmenas se encuentran divididas en tres, la abeja reina, la abeja macho y las abejas obreras. Toda una monarquía sumamente estructurada.
  • La abeja reina es la única abeja fértil de toda la colmena con la capacidad de poner huevos fecundadas.
  • Las abejas, una des inyectan el aguijón en el cuerpo de su atacante, mueren. Ellas sí que dan todo por su trabajo y por su reina.
  • La abeja reina se comunica con sus abajas obreras a través de las feromonas.

A pesar de parecer toda una película de terror la creación de esta nueva raza de abejas que, al parecer, suelen ser más inteligentes que las abejas ya conocidas por lo humanos, son animales que merecen el respeto y la protección de nosotros como seres humanos. La extracción inadecuada de su miel, podría llegar a ponerlas en peligro de extinción, además de que la actividad de extracción de miel, por sí misma, representa un riesgo sumamente alto que se deberá correr si se desea probar un poco de ese preciado dulce de dioses.

abejas africanas atacando